El suministro petrolero mundial
22 DE OCTUBRE 2014
Desde 1973, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) marca la relación entre oferta y demanda de los precios de los hidrocarburos; esto, a pesar de las recientes explotaciones de los campos de gas shale y el uso de las nuevas tecnologías renovables, que siguen siendo caras y no hay una real voluntad política de los gobiernos de invertir en ellas.

En los próximos 10 años, la gran mayoría de los países importadores de petróleo seguirán dependiendo de los productores del Oriente Próximo, del Magreb, de África y el este de Europa, en la actualidad, zonas que viven situaciones de inestabilidad política que afecta la producción y el suministro.

Ante el conflicto interno que viven algunos de los países que integran la OPEP, ha crecido la importancia de la cuota en el mercado de los países del golfo Pérsico (Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait), que gozan de una situación política estable.

La OPEP produce unos 30 millones de barriles diarios, en un mercado mundial de 90 millones, una tercera parte, y gracias al mecanismo de las cuotas flexibles, Arabia Saudita, que es el primer productor mundial, ha podido aumentar su cuota de exportación, pero sin alterar los precios en el mercado mundial.

El conflicto que se vive en Irak, a principios del 2014 producía 3.6 millones de barriles diarios, que equivale a 4.0% de la producción mundial, ha modificado las expectativas de suministro del petróleo, pero sin modificar los precios que se mantienen a la baja.

La producción de Estados Unidos ha aumentado a los 10 millones de barriles al día y tiende a crecer. El incremento ha compensado la pérdida de 3 millones de barriles diarios desde que en el 2011 dio inicio la primavera árabe.

En la actualidad Estados Unidos sólo depende en 20% de las importaciones de Oriente Próximo, pero hace 10 años era de 70 por ciento.

Los países de la Unión Europea (UE) viven una situación distinta, ya que sólo producen 1.5 millones de barriles diarios e importan 8.0 millones al día del Oriente Próximo y de Rusia, que son sus principales fuentes de abastecimiento.

La apuesta de la UE ha sido impulsar la energía renovable y el uso del gas natural con la aportación de recursos públicos.

Hoy el mayor importador de petróleo es China, que cada vez demanda más energía. Su estrategia de abastecimiento ha sido comprar compañías petroleras ya existentes en distintas regiones del mundo e incrementar las ganancias de sus propias empresas, para hacerse con más recursos que le permitan nuevas compras.

Pese a la inestabilidad que viven algunos países productores del Oriente Próximo, en los próximos 10 años la región seguirá siendo el mayor proveedor mundial, particularmente para Europa.

Es cierto que el mundo busca nuevas alternativas energéticas y con ello reducir la dependencia de las energías no renovables, pero todavía el petróleo sigue siendo el mayor y más barato recurso energético.
Mi recomendación
21 DE OCTUBRE 2014
Del 13 al 15 de octubre pasado se celebró en Puebla, México, el XII Encuentro Iberoamericano de la Sociedad Civil. El resultado del trabajo de esos tres días, organizado en 30 mesas en las que intervinieron cerca de 200 ponentes, se sintetiza en las siguientes diez conclusiones que se harán llegar a los participantes de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra el próximo diciembre en Veracruz, México.

Las conclusiones:
Nuevas expresiones de la sociedad civil

Las nuevas manifestaciones de la sociedad civil deben plantearse en un esquema de modelo replicable y escalable, para tener mayor impacto en la sociedad. Es necesario contar con recursos, para identificar y sistematizar experiencias innovadoras.
Una tarea central de las organizaciones de la sociedad civil es operar como laboratorios de creatividad e innovación de proyectos de alto impacto social.


Apoyos del Estado a la sociedad civil  

Los gobiernos deben dar más espacio, en el marco de una reglamentación precisa, a la participación de la sociedad civil en el diseño, ejecución y evaluación de las políticas públicas.
Los gobiernos, en el marco de una reglamentación precisa, deben apoyar con más recursos financieros al sector de las organizaciones de la sociedad civil, para juntos construir el Estado, que es una responsabilidad compartida.


Alianza entre empresas y sociedad      

El surgimiento de novedosas organizaciones sociales, que con responsabilidad social, trabajan en la base de la pirámide y producen un alto impacto social, cobra cada vez mayor importancia.
Las alianzas entre empresas y organizaciones de la sociedad civil garantiza mejores resultados y mayores impactos sociales. Se debe fortalecer e impulsar esta asociación.


Gestión eficaz para un mayor impacto

Las organizaciones de la sociedad civil deben ser cada día más profesionales y elevar sus niveles de transparencia y rendición de cuentas.
La evaluación rigurosa y la medición del impacto social deben formar parte de la cultura institucional en las organizaciones de la sociedad civil.


La sociedad civil en el futuro                       

El sector de la sociedad civil organizada debe hacerse más visible en los espacios públicos y trabajar por estar más presente en los medios de comunicación.

El sector de las organizaciones de la sociedad civil debe globalizarse y participar en redes de carácter regional y mundial. Deben proponerse influir en las decisiones de los organismos multilaterales.
20 DE OCTUBRE 2014
El padre Alejandro Solalinde, el pasado 16 de octubre, reveló al corresponsal de la agencia Nóvosti en México, Victor Flores, que los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Maestros de Ayotzinapa, Guerrero, secuestrados por la policía y los narcos, “están muertos” y que a algunos “los quemaron vivos”.
En el marco del XI Foro de Derechos Humanos del Sistema Universitario Jesuita, en la Universidad Iberoamericana de Puebla, el padre dio una entrevista exclusiva al corresponsal de la agencia rusa y a la corresponsal del diario Der Standard, de Viena.
El sacerdote, Premio Nacional de Derechos Humanos del 2012, que recibió de manos del presidente Peña Nieto, con base en información de testigos presenciales, asegura que asesinaron a todos los estudiantes y luego los quemaron y eso incluyó a algunos que estaban heridos.
“La primera información directa la tuve el domingo pasado. La segunda la tuve en la ciudad de México. Lo primero que supe es que hay testigos, pero tienen miedo de hablar, son testigos de los mismos policías”, dice Solalinde.
El padre, al referirse a sus informantes, añade que “siempre hay alguien que tiene conciencia; pero si hablan temen que los vayan a matar” y que ahora dan su testimonio a “personas muy conocidas en México, que están investigando y han despertado la confianza de ellos. A mí me lo contaron y me lo confiaron...”.
Solalinde dice estar dispuesto a colaborar con las autoridades, para que se conozcan los hechos y que “todo lo que yo sepa, si es para el esclarecimiento de la verdad, lo voy a decir, salvo que afecte a terceras personas”.
El sacerdote asegura que ha tenido contacto también con un sobreviviente de los 80 estudiantes agredidos a balazos la noche del 26 de septiembre y la madrugada siguiente cuando murieron seis de ellos, 20 fueron heridos y otros 43 secuestrados a manos de policías e integrantes del grupo Guerreros Unidos.
Solalinde confirma que los testigos del asesinato de los estudiantes son parte de los agresores: “Que tienen mucho miedo y están hablando. Pero saben que si se sabe que hablaron, los van a matar. A los estudiantes los mataron, es lo que esta persona está diciendo. Los calcinaron con diésel”.
El padre asegura a Nóvosti que el gobernador de Guerrero y el gobierno federal saben ya que los estudiantes están muertos y sus cuerpos calcinados. No dice que conozcan dónde están enterrados. El padre está obligado a proteger a sus informantes y su información es clave, para esclarecer los hechos y dar con los desaparecidos.
Llama la atención que sean corresponsales extranjeros, que trabajan en México, a quienes se concede esta entrevista y sean ellos los que la den a conocer al país y al mundo. ¿Es sólo una casualidad? ¿Los defensores de los derechos humanos desconfían de los periodistas nacionales? No es el tema fundamental, pero invita a la reflexión.
16 DE OCTUBRE 2014
Entrevista con Rubén Aguilar Valenzuela
 
La estrategia antidroga punitiva y prohibicionista impulsada por EEUU y seguida por la ONU desde los años sesenta "ha fracasado", dice el investigador Rubén Aguilar Valenzuela, en entrevista con Nóvosti al comentar las recientes detenciones de capos en México.


El coautor de los libros La guerra fallida (2009) y Los saldos del narco (2012), escritos al alimón con el excanciller mexicano Jorge G. Castañeda, ahora promueve la legalización de las drogas en el mundo, junto con los expresidentes de México, Vicente Fox, de Chile, Ricardo Lagos, y de Brasil, Fernando Henrique Cardoso.
EEUU ofrecía 5 millones de dólares por el último de los hermanos Beltrán Leyva, Héctor, El H, otra cantidad igual por Vicente Carrillo, hermano de El Señor de los Cielos, muerto en 1997, arrestados a principios de octubre en México. El gobierno de Barack Obama aplaudió las detenciones; pero el experto considera que esos gestos no pretenden empujar al presidente Enrique Peña a reforzar el enfoque punitivo y prohibicionista en México.
"El gobierno de EEUU entiende bien cómo funciona México; y no presiona de más", sostiene Aguilar Valenzuela (1947), un intelectual de izquierdas que fue portavoz de la campaña presidencial de 1994 del líder histórico del centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática, Cuauhtémoc Cárdenas.
"La estrategia equivocada que implementó el presidente Felipe Calderón (2006-12) no fue una exigencia del gobierno de EEUU, sino una decisión propia, que gustó mucho a los estadunidenses. Les convino", sostiene el autor, quien fue coordinador de la secretaría particular de la Presidencia de México (2002-2004) y portavoz del Gobierno de Vicente Fox (2004-2006, centroderecha).
Aguilar critica "el aumento brutal del número de los asesinatos, sin que se haya resuelto el problema. El tráfico de la cocaína a EEUU siguió en las mismas proporciones, y se suponía que la guerra antidrogas la iba a reducir; pero, sobre todo, los carteles no se debilitaron, sino se fortalecieron a consecuencia de la declaración de guerra del presidente Calderón".
Al mismo tiempo los cárteles de drogas crecieron en México y formaron aparatos militares que antes no tenían: "Se armaron para el choque y se incrementó la penetración del Estado y la compra de autoridades, sobre todo de policías", señala el autor.
 
Violencia salvaje
La violencia se manifiesta en México en una forma salvaje, como lo muestra la reciente masacre de decenas de estudiantes rurales en el estado de Guerrero; sin embargo, el autor señala que no es el país más violento de Latinoamérica.
"La ONU asegura que América Latina es la región más violenta del mundo. El momento de menos asesinatos dolosos en la historia de México fue de 9 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, en los dos últimos años de Fox y el primero de Calderón", recuerda.
La estrategia de Calderón disparó ese indicador a 24 asesinatos por cada 100 mil habitantes en México, al rango de Brasil. "En los dos últimos años, México ha bajado a 22 por cada 100 mil habitantes en México; Honduras está en 90; Colombia anda en 40 y Venezuela en 70 asesinatos por 100 mil habitantes", compara Aguilar Valenzuela.
Sin embargo, observa que la estrategia de confrontación ha cambiado con el presidente Enrique Peña: "El dato más evidente es que de unos 200 retenes del Ejército en las carreteras al final del gobierno de Calderón, hoy hay menos de 90 retenes. El gobierno busca menos la confrontación directa".
Peña afirma que su estrategia se centra en la inteligencia, más que en la fuerza, con la captura de grandes capos, concuerda el también académico de la jesuita Universidad Iberoamericana.
"Pero mientras no se legalicen las drogas, el margen de maniobra es reducido y se mueve en un mismo esquema con más o menos intensidad", replica el autor.
 
El Ejército bajo la mira

La masacre de jóvenes sicarios que se habían rendido en una bodega del municipio Tlatlaya, 360 km al este de la Ciudad de México, revelada por dos investigaciones periodísticas, retrata a un Ejército que comete ejecuciones sumarias.
"Sin duda hay mandos que se han apartado de los protocolos que tiene el Ejército para operar en enfrentamiento. Existen suficientes evidencias para probar la práctica de las ejecuciones sumarias tanto del Ejército como de la Marina", señala el ex alto cargo de la Presidencia.
Sin embargo, acota: "No es la política general de las Fuerzas Armadas. El Alto Mando podría ser más riguroso en el respeto a los derechos humanos".
El supuesto remedio punitivo ha sido más costo, dice Aguilar Valenzuela: "Ha generado más problemas que la propia enfermedad. Es necesario buscar otro paradigma, con menos costos humanos, frente al problema social y de salud de las drogas".
¿Cuál es la solución?: "La legalización-regulación de la producción, tránsito, comercialización y consumo de las drogas, en particular la mariguana, que es la que se consume más, es la mejor posibilidad para sustituir al actual paradigma" responde.
Y pone ejemplos: "Hay buenas experiencias en EEUU, en Uruguay y en varios países de Europa".
Pero el investigador ve una doble moral en buena parte de la sociedad estadunidense, incluidos sus políticos: "De un lado dicen "no a las drogas"; pero por lo menos la mitad de los ciudadanos confiesan que alguna vez en su vida han probado alguna droga".
Las drogas son parte de la cultura de EEUU, y saben manejar sin mayor violencia esa realidad, comenta: "La mayor contribución de EEUU a México es que siga legalizando la mariguana recreativa en más estados. Eso va a obligar a las autoridades de México a cambiar su posición".
En cambio, en México "la narcopolítica es una realidad; pero es marginal en el conjunto de la realidad del país. Está presente con cierta fuerza en algunos municipios e incluso en tres o cuatro Estados, pero no es la tónica general del país", concluye.
 
Por Víctor Flores García

Caricaturas