El futuro de la industria aeroespacial
29 DE JULIO 2015
En el 2014, las exportaciones del sector aeroespacial en México crecieron en 18% al pasar de 5,400 millones de dólares, en el 2013, a los 6,400 millones de dólares, según la Federación Mexicana de la Industria de la Aviación.
Se espera que al final del 2015 las ventas asciendan a los 7,300 millones de dólares y que para el 2020 lleguen a los 12,000 millones de dólares, cifra que se ve factible dado el crecimiento anual superior a 15% que el sector ha tenido en los últimos 10 años.
En la actualidad esta industria genera 45,000 empleos directos y se espera que para el 2020 sean 110,000. Ahora operan 300 empresas y todo indica que para el 2020 serán por lo menos 500 distribuidas en 18 estados del país.
Ahora esta industria trabaja con bajo contenido nacional y en el 2014 el superávit solo alcanzó los 950 millones de dólares. El sector, con el apoyo del gobierno, pretende que para el 2020 se alcance 50% de contenido nacional.
El gran reto del sector es desarrollar una cadena de proveeduría compleja y de calidad con insumos y partes mexicanas, para impactar todavía más su crecimiento y ampliar la generación de empleos.
El crecimiento del sector ha sido exponencial y si en el 2004 las exportaciones sumaron los 1,674 millones de dólares, las que se obtuvieron en el 2014 representan un aumento de 300% con relación a ese año.
La Inversión Extranjera Directa (IED) entre 1999 y el 2014 asciende a los 2,000 millones de dólares, un promedio anual de 133 millones de dólares, en los últimos 15 años. El crecimiento del sector exige que siga llegando la IED en cantidades todavía mayores.
De acuerdo a los especialistas, dos son las causas que desatan el crecimiento del sector: la calidad de la producción automotriz, que dio confianza a las empresas aeroespaciales para radicarse en el país, y la necesidad de las empresas europeas de reducir sus costos.
En el 2006, la instalación en Querétaro de la empresa canadiense Bombardier Aerospace actuó como un gran detonador para que llegaran al país un grupo de proveedores de primer nivel. A partir de ahí la expansión ha sido constante.
Ahora México ocupa la posición 15 a nivel mundial de los países que producen piezas de aviones. La meta es que en los próximos tres o cuatro años se coloque en el top ten de la industria. En la actualidad el país es el cuarto destino mundial de la inversión en el sector.
Las empresas instaladas en México reconocen como ventajas comparativas y competitivas: 1) la ubicación geográfica y su pertenencia al TLCAN; 2) la calidad y profesionalismo de su mano de obra; 3) los bajos costos de producción; 4) las vías de comunicación y los puertos que facilitan la transportación de la producción.
Recomiendo/Libro
28 DE JULIO 2015
Jim Yong Kim, el presidente del Banco Mundial (BM), no es, como se podría pensar, economista o financiero, sino médico y antropólogo. Antes de asumir la presidencia del BM, el 1 de julio de 2012, se dedicó a trabajar a favor de la salud. Su biografía habla de un hombre comprometido con la lucha por mejorar las condiciones de vida de las poblaciones más necesitadas.
En 1987 funda Partners In Health, organización sin fines de lucro, para hacer frente a problemas de salud en poblaciones marginales. En los años noventa, ya recibido de médico y con un doctorado en antropología, a través de esa organización llega a Perú. En la región de Carabayllo se topa con un brote de tuberculosis mortal particularmente resistente. El costo del tratamiento por persona (15,000 dólares) es inaccesible. Con el apoyo de un filántropo de Boston consigue el dinero para comprar los medicamentos.
El siguiente paso es diseñar una estrategia para distribuirlos. Así, crea un equipo de trabajadores comunitarios para hacer llegar los combinados de medicinas que se requieren para curar la enfermedad. En cuatro años logra tasas de curación del 80%. La Organización Mundial de la Salud (OMS), impactada por los resultados, decide adoptar y globalizar la estrategia. A partir de entonces miles de pacientes en todo el mundo empiezan a recibir el tratamiento diseñado por el doctor Kim.
La OMS, entonces, lo recluta para hacer frente al problema del VIH-SIDA. Kim cambia la estrategia que venía operando y pone en marcha un plan para dar tratamiento a tres millones de portadores. A partir de entonces, los más pobres pudieron acceder al combinado de antirretrovirales para enfrentar la enfermedad. La universalización del tratamiento hizo que el VIH-SIDA dejara de ser un mal que necesariamente llevaba a la muerte, para convertirse en una enfermedad crónica como hay otras.
A este médico y antropólogo es al que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, nominó para asumir la jefatura del BM y con el apoyo estadounidense se hizo del cargo. La idea es que Kim, con su experiencia, haga del BM un instrumento que contribuya a mejorar la calidad de vida de las poblaciones más pobres y desatendidas de todo el mundo. Ahora él es responsable de que se cumplan los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS).
***
Jim Yong Kim, nació en Seúl, Corea del Sur, el ocho de diciembre de 1959. A los cinco años de edad se trasladó con su familia a vivir en Estados Unidos. Creció en el estado de Iowa. Sus padres fueron destacados profesores universitarios.
Estudia en la Universidad de Iowa y en la Universidad de Brown, donde se gradúa magna cum laude en 1982. En 1991 obtuvo el título de Doctor en Medicina de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y en 1993, un doctorado en antropología por esa misma universidad. Está casado con la Dra. Younsook Lim, pediatra, con quien tiene dos hijos hombres. Se nacionalizó estadounidense.
Dirigió el Departamento de Salud Global en la Escuela Médica de Harvard y fue cofundador y director ejecutivo de Partners In Health. En 2009 ocupó la presidencia del Dartmouth College, una de las instituciones académicas más prestigiosas en Estados Unidos. Su gestión a cargo de la institución es muy reconocida. Kim funda el Dartmouth Center for Health Care Delivery Science, instituto multidisciplinario dedicado al desarrollo de nuevos modelos para la prestación de servicios de atención de salud y a la obtención de mejores resultados sanitarios a un menor costo. Él, antes de asumir la presidencia de Dartmouth fue profesor de la Escuela de Medicina y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard y presidente del departamento en el Brigham and Women’s Hospital de Boston. También fue director del Centro Françis Xavier Bagnoud para la Salud y los Derechos Humanos de Harvard.
En 1987, Kim fue uno de los fundadores de Partners in Health (PIH). En su momento esta organización cuestionó la opinión generalizada de que la tuberculosis y el VIH-SIDA no podían tratarse en los países en desarrollo, por falta de recursos, y combatió con éxito estas enfermedades mediante la integración de programas de tratamiento a gran escala en la atención primaria de salud a nivel comunitario. Como director del Departamento de VIH-SIDA de la OMS lanzó una innovadora estrategia que se puso en marcha en septiembre de 2003 y alcanzó finalmente su objetivo en 2007.
27 DE JULIO 2015
El presidente Enrique Peña Nieto en relación con la fuga de Joaquín Guzmán Lorea, El Chapo, afirma: “La única manera de poder revertir este agravio, sin duda, será la recaptura de este delincuente y asegurar que quienes eventualmente hayan incurrido en algún acto de complicidad sean castigados con el peso de la ley”.

Y añade: “Que yo estoy seguro y tengo la confianza plena en que así como hubo el valor, el coraje y la determinación de nuestras Fuerzas Armadas y de las áreas de seguridad del orden federal, para lograr su aprehensión el año pasado, de igual manera la vuelva haber para lograr su reaprehensión”.

Para el mandatario, uno de los puntos para “revertir el agravio” contra su gobierno es llevar a la cárcel a las autoridades que resulten “cómplices” en la fuga del narcotraficante. Acota el campo de las autoridades que pueden ser juzgadas y elimina a quienes incumplieron sus órdenes y a las que fueron descuidadas o negligentes.

El presidente en este propósito sólo depende de su decisión y por eso lo puede cumplir con relativa facilidad. La tarea del gobierno se concentra en arrestar a las autoridades de distinto nivel que colaboraron en la fuga del Chapo y presentar pruebas contundentes que las llevan a la cárcel.

La recaptura del ahora prófugo de la justicia, el otro punto, es más difícil porque depende de múltiples factores y no sólo de la voluntad presidencial. Resulta, por lo mismo, muy arriesgado fincar el que se pueda “revertir el agravio” en un compromiso que no sólo implica la acción de la autoridad. Así, el presidente puede terminar su mandato revirtiendo el agravio, pero también no hacerlo.

En la declaración del presidente del pasado 17 de julio hay otra afirmación que resulta arriesgada: “Tengo la confianza plena en que así como hubo el valor, el coraje y la determinación de nuestras Fuerzas Armadas y de las áreas de seguridad del orden federal, para lograr su aprehensión el año pasado, de igual manera la vuelva haber para lograr su reaprehensión”.

Si las fuerzas de seguridad del Estado no recapturan al ahora prófugo se puede deducir, eso se desprende de la declaración, que entonces no tuvieron “el valor, el coraje y la determinación”, que mostraron en el pasado. Las afirmaciones del presidente no son afortunadas. Es evidente que el responsable de la comunicación de la crisis que crea la fuga del Chapo está rebasado por los acontecimientos.

El presidente y su gobierno, en un caso como este, sólo se puede comprometer a lo que está en sus manos y nunca depender de ningún imponderable, para el caso la habilidad o no del Chapo de burlar la acción de las fuerzas del Estado que lo persiguen. La suerte está echada. El gobierno de la República en estos tres años y medio que le quedan puede reaprehender a Guzmán Loera, pero también puede no hacerlo. En palabras del presidente, de eso depende o no “revertir el agravio” contra su gobierno.
22 DE JULIO 2015
La superficie dedicada al cultivo de la hoja de coca en Colombia pasó de 48,000 hectáreas en el 2013 a 69,000 en el 2014, que supone un crecimiento de 44% de un año para el otro, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

A consecuencia de esto, según la misma fuente, la producción de cocaína aumentó de las 290 toneladas a las 442 toneladas en el mismo periodo, que supone una subida de 52% entre el 2013 y el 2014.

Las incautaciones no crecen y se mantienen en los mismos números que en el 2013, poco más de 166,000 kilos. Si la producción aumentó en 52% y los decomisos se mantienen en los mismos números es evidente que hubo una significativa reducción de los mismos.

Colombia regresa a los niveles del 2009 cuando se sembraron 73,000 hectáreas. Las actuales cifras están lejos de las 145,000 hectáreas sembradas en el 2002, pero se quiebra la tendencia a la disminución de los últimos cinco años cuando la superficie cultivada se mantuvo en las 48,000 hectáreas.

Las autoridades colombianas reconocen que el dato de la UNODC es cierto y que su política de contención de la producción de la hoja de coca y la cocaína no está funcionando. Asumen de manera clara y abierta que la actual estrategia debe ser replanteada.

Las explicaciones del aumento del cultivo son dos, según la UNODC: el aumento de los precios que se pagan por la hoja de coca y la falsa idea entre los campesinos colombianos de que entre más área tengan cultivada recibirán una mayor cantidad de dinero en el marco de los programas de sustitución de cultivos que impulsa el gobierno.

Porcentualmente, el mayor aumento de los cultivos se da en los departamentos del sur que hacen frontera con Ecuador, donde históricamente han tenido presencia las fuerzas guerrilleras de las FARC y los grupos paramilitares. En esta región los cultivos crecieron en 68%, pero la zona del Pacífico es la que tiene la mayor superficie cultivada, que pasa de 18,500 a 26,000 hectáreas, según la UNODC.

El aumento de la superficie cultivada de hoja de coca y el crecimiento de la producción de la cocaína responde, como cualquier mercancía, a condiciones del mercado. Se supone que habría que probarlo, que el aumento en los precios, que incentivan la producción, obedece a una mayor demanda del consumo de cocaína en el mundo.

Lo que ocurre en Colombia, después de miles de miles de millones de dólares gastados en el combate a la siembra y producción de la cocaína, es una prueba, dentro de otras muchas, de que la estrategia punitiva y prohibicionista contra las drogas ilegales, el tabaco y el alcohol son legales, ha fracasado y se requiere otra estrategia como lo plantean los ex presidentes de América Latina y ahora también presidentes, como el colombiano Juan Manuel Santos.
21 DE JULIO 2015
En junio de 2015 se dio a conocer el censo de California, realizado en 2014, que indica la población es ya de 38.80 millones de personas de las cuales 14.99 millones se identifican como blancas y 14.92 millones como latinas y de éstas el 80 por ciento son mexicanas. Estos dos grupos representan el 78.3% de la población. Le siguen los asiáticos con el 14%, los negros el 6% y los nativos americanos el 1.7%.
Los expertos sostienen que a lo largo de este año los latinos serán la mayoría de los habitantes de ese estado, que es la octava economía del mundo, su PIB se asemeja al de Brasil. La edad media de la población blanca es de 45 años y la de los latinos de 29 años. En 2060, según las proyecciones, en California la población latina será el doble de la población blanca.
La definición latino incluye a personas étnicamente blancas, negras e indígenas. El 70% de la población de California es étnicamente blanca, pero cuando en la encuesta se pregunta específicamente por los blancos “no hispanos”, es decir de otras herencias europeas, esos son los blancos que están a punto de convertir en minoría.
En 2014, el número de la población de origen latino que vive en Estados Unidos llega a los 55 millones, que representa el 17% de la población total. De esos latinos solo 37 millones hablan español. Hay un número importante de jóvenes latinos que solo hablan inglés. En 2030 Estados Unidos, de acuerdo a distintas tendencias, se convertirá en el segundo país del mundo con más hablantes en español. Solo México tendrá más.
Todo indica que va a seguir creciendo el número de los latinos, en particular de mexicanos, en Estados Unidos y también que el español será cada vez más hablado por los estadounidenses. Eso plantea una nueva situación, para el gobierno y la sociedad de Estados Unidos, pero también de México.
Ante este futuro surgen muchas preguntas: ¿Como será la nueva migración de latinos y mexicanos a Estados Unidos? ¿Cómo la presencia creciente de latinos y mexicanos va influir en la política de Estados Unidos? ¿Cómo esa presencia va a influir en la política y la economía mexicana? ¿Cómo esa presencia va a influir en las relaciones entre México y Estados Unidos?
20 DE JULIO 2015
El actual gobierno de la República sabe comunicar sus éxitos, pero nunca acierta a comunicarse en situaciones de crisis o fracasos y por eso mismo los problemas, de por sí graves, los profundiza. Ahí están los casos de Ayotzinapa, la Casa Blanca, Tlatlaya, Tanhuato y ahora se añade la fuga de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, del penal de máxima seguridad que tiene el país.
Cuando en febrero del 2014 se capturó al Chapo, en este mismo medio escribí: “El tratamiento mediático del gobierno, para anunciar la detención, fue el correcto y hay que reconocerlo. Ahora no hubo presentación del detenido a diferencia de los espectáculos montados en el gobierno del presidente Calderón que violaban flagrantemente el debido proceso. En esta ocasión el procurador leyó un texto corto arropado por los secretarios de la Defensa y la Marina, el comisionado nacional de seguridad y del director del Cisen. Para “enseñar” al detenido las cámaras de la Presidencia (Cepropie), que fue la señal que se emitió, lo grabaron en el traslado al helicóptero que lo lleva al penal de alta seguridad del Altiplano. Fue una buena solución”.
Ahora el manejo ha sido particularmente desafortunado. En la concepción política de este gobierno no se contempla, en ningún caso, reconocer sus errores o fracasos. Eso coloca a los funcionarios en la penosa posición de defender lo indefendible y justificar lo injustificable. Deduzco que la estrategia, ante los casos problemáticos, es aguantar la crítica y dejar que pase el tiempo, en espera de que la gente se olvide de lo que sucedió. Eso hasta ahora no les ha dado resultado.
El presidente en su intervención del 12 de julio, desde París, debió reconocer que las instituciones de seguridad del Estado habían fallado, eso no hizo; que se abría una investigación, eso sí dijo, y que pedía la renuncia del secretario de Gobernación, máximo responsable de la seguridad, que no había cumplido con una instrucción hecha pública en entrevista al periodista León Krauze, esto tampoco hizo. Cuando la crisis se presenta hay que reconocerla, para minimizar los daños y retomar la situación. La decisión del presidente en lugar de disminuir los costos, para él y su gobierno, los incrementó.
El 13 de julio, el secretario de Gobernación, cuestionado por los medios, la sociedad y la oposición, da una conferencia de prensa donde opta por evadir las preguntas que expresa debilidad, falta de definición y siembra más dudas de las ya existentes. Su imagen y actitud dio la impresión de no estar preparado, para responder a los periodistas. El 14 de julio, el comisionado nacional de Seguridad presenta unos videos que “muestran” que se habían cumplido todos los protocolos de seguridad en la cárcel. Su intervención “engrandece” al Chapo, que fue capaz de burlar todos los protocolos, y abre el espacio para una cobertura irrelevante de los medios que daña al gobierno.
La comunicación gubernamental de esta ocasión exigía dos decisiones políticas previas: reconocer abiertamente las deficiencias o errores del aparato de seguridad y pedir la renuncia de los responsables que no habían estado a la altura. Ninguna de las dos se dieron. Era la única posibilidad de hacer frente a la crisis y reducir el impacto de un hecho que golpea profundamente la imagen del presidente, de su gobierno y del país. La Presidencia, una vez más, no supo responder ante una situación crítica. Ésta ha sido la tónica en lo que va del sexenio, pero se puede cambiar.
15 DE JULIO 2015
El nuevo alcalde de Comonfort, Guanajuato, y el de García, Nuevo León, ganaron la pasada elección del 7 de junio sin estar inscritos en un partido y contar con el apoyo de los mismos. Hicieron su campaña a partir del apoyo de pequeñas estructuras ciudadanas. Éstos son:

José Alberto Méndez Pérez (Comonfort, 1957) es médico veterinario zootecnista por la Universidad San Nicolás de Hidalgo, en Michoacán. Ganó la presidencia municipal de Comonfort, Guanajuato, que tiene 78,000 habitantes, como candidato independiente con 29.27% de los votos.

Ya fue alcalde de la ciudad (1992-2000) como militante del PAN, cuando según él “todavía el partido era idealista y buscaba el bien común”. En la pasada administración municipal se desempeñó como director de Desarrollo Económico. En la ciudad es dueño de una veterinaria.

En su visión, la ciudadanía está harta de los partidos y éstos “deben volver a sus principios, doctrinas y valores, que ya los olvidaron, y hoy se han vuelto una militancia codiciosa, ambiciosa y mezquina que sólo ve al partido como un medio para ir al poder”.

Piensa que ser independiente es una “fortaleza, porque me dará movilidad y libertad para en mi gestión trabajar tanto con el Congreso local como el federal”; su condición lo obliga al diálogo y al trabajo conjunto con los representantes de los partidos en el cabildo municipal.

Su prioridad, ya como alcalde, es combatir la inseguridad en el marco de un plan integral que contempla ampliar el número de policías y mejorar su capacitación y también aumentar las oportunidades de empleo para que los jóvenes puedan integrarse a programas y proyectos productivos que los alejen de la delincuencia.

César Adrián Valdés Martínez (Saltillo, 1973) es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de Coahuila. Nunca ha pertenecido a ningún partido político. Como candidato independiente ganó el municipio de García, Nuevo León, que tiene 150,000 habitantes. Obtuvo 41.0% de los votos. Asegura que en su campaña sólo gastó “50,000.00 pesos, que utilizó en las redes sociales”.

Fue secretario particular de Jaime Rodríguez Calderón el Bronco, que como independiente ganó la gubernatura de Nuevo León, cuando éste fue presidente municipal de García (2009-2012), con él mantiene una amistad desde hace 16 años. Antes trabajó en dependencias del gobierno federal del estado.

Su plan de trabajo como alcalde se articula a partir de los siguientes ejes: ganarse la confianza de la ciudadanía; mejorar el transporte público; ampliar y mejorar los servicios de salud; promover la creación de más escuelas preparatorias y trabajar por edificar una ciudad más humana en contacto directo con la gente.

Los dos nuevos alcaldes tienen en común que han estado en la política y, para el caso, cercanos a la administración municipal que ahora ganaron. Los antecedentes partidarios son distintos; uno nunca militó propiamente en un partido y el que sí lo hizo, dejó la militancia decepcionado de su partido.
Caricaturas